De la huerta a la cocina: Origen y propiedades del calabacín - Tolosako Azoka

De la huerta a la cocina: Origen y propiedades del calabacín

#Azoka lagunak #Baserria #Huerta #Productos
Esta hortaliza de la familia del pepino, la calabaza o la sandía ofrece múltiples beneficios y posibilidades, ya que es posible consumirla cruda, cocida, a la plancha o incluso en cremas y purés. Es por eso que en el artículo de hoy os traemos algunas curiosidades y propiedades de una de las verduras más populares del mercado, el calabacín.

Hoy en día es uno de los productos más populares de multitud de mercados, entre ellos el de Tolosa, pero hubo un día en el que esta hortaliza se destinaba a la ganadería, como alimento para los animales. Lo que pocos saben es que esta hortaliza de la familia de las cucurbitáceas tiene sus orígenes en las tierras de América Central, donde lleva miles de años siendo la base de muchos platos. Las variantes que nosotros conocemos fueron traídas a Europa por colonos italianos, y por lo tanto proceden del país transalpino.

De forma alargada, con unos 20-25 cms de tamaño y de piel lisa y dura, esta hortaliza ofrece una gran variedad de posibilidades. Comenzando por los tradicionales purés y guisos con calabacín, siguiendo por los cada vez más habituales salteados de verduras y calabacines a la planchas o incluso utilizando terminando por los sucedáneos de pasta que se hacen con tiras de calabacín rallado, es innegable el gran potencial que ofrece esta verdura, que además mantiene un estupendo precio.

Claro ejemplo de esa versatilidad de la que os hablámos es la receta de calabacines rellenos que nos propuso Juan Urretavizcaya, un Azoka laguna que nos contaba hace unas semanas cuáles son sus productos favoritos del mercado. Os dejamos por aquí la entrevista que pudimos hacerle en la mañana que pasamos con él haciendo compras en el Mercado de Tolosa.

Pero más allá de su utilidad en infinidad de recetas y platos, cabe destacar el gran aporte de nutrientes que ofrece el calabacín. Siendo una verdura con un gran contenido de agua, es muy beneficiosa para mantener la hidratación, además de ofrecer una gran variedad de vitaminas y minerales, y un muy bajo aporte calórico.

El fruto no es su única parte comestible

Como curiosidad, os queremos contar además que el fruto del calabacín no es la única parte de la planta del calabacín que se come, ya que las flores macho de la planta del calabacín también son comestibles y son consideradas un manjar en muchas partes del mundo. La planta del calabacín produce dos tipos de flores para facilitar su polinización: Las flores macho, que son de un vistoso color naranja y que son las que se consumen, y las flores hembra, que son las que después producen el fruto del calabacín. Una vez que la polinización ya se ha producido, esas flores macho se cortan, y son una delicia si se preparan fritas o incluso rellenas de queso u otros tipos de relleno.