Mimosas: para ver flores también hay que mirar hacia arriba - Mercado de Tolosa

Mimosas: para ver flores también hay que mirar hacia arriba

#Azoka lagunak #Baserria
La primavera ha comenzado a hacer acto de presencia, abriéndose paso entre las más mínimas rendijas: este viento templado que nos llega... Pero no nos despistemos, todavía estamos en invierno. Por eso, hoy os presentamos una de las flores más singulares del invierno: la mimosa. ¡El pasado sábado os vimos a muchxs pasear ramos de mimosas por los alrededores del mercado!

Cuando hablamos de flores, normalmente sólo tenemos en cuenta las que vemos mirando hacia abajo, hacia los jardines (¡con la cantidad de rosas rojas que vemos en esta época además!); pero tenemos que entender que no son sólo adornos: encontraremos muchas flores también en las huertas. Aunque no se puede negar que son estéticamente bonitas, son también una continuación de la vida, uno de los órganos más importantes de las plantas, el aviso de que vienen la semilla o el fruto.

Sin embargo, para conocer bien las floraciones también deberíamos de mirar hacia arriba; a frutales y árboles. ¿Sabrías decir de qué color son las flores del castaño, el manzano o el limonero? ¿Y de qué color las del roble o las del arce?

Sin perder el foco, volvamos a las flores amarillas. La mimosa, conocida técnicamente como Acacia Dealbata, se llama así por la sensibilidad de su flor y hostaje. Tiene su origen en Australia y Tasmania, y presenta numerosas variantes (se pueden encontrar diferentes colores, formas y tamaños). En el estado español existe una regulación para el cultivo de este árbol, ya que puede suponer una amenaza para las especies autóctonas.

Este árbol sólo florece durante dos meses al año, en febrero y marzo, por lo que llama la atención cuando explota pero a la vez se hace difícil encontrarla. Lo hacen cuando perciben que las temperaturas comienzan a subir, y lo hacen tan rápido que de repente brotan unas flores pequeñas, redondas, y colgantes de un color amarillo peculiar. A pesar de que la sencillez de la flor puede llamarnos la atención, estos árboles pueden llegar a medir hasta 30 metros, lo que representa fuerza en la pequeñez.

Se suele relacionar esta flor con la elegancia, la ternura y la amistad. También se considera un símbolo de la energía femenina, y prueba de ello es que el 8 de marzo se convierte en símbolo de la mujer en muchas partes del mundo. En Italia, por ejemplo, suele ser un regalo habitual el día internacional de la mujer trabajadora.

Y tú, ¿conocías la mimosa? 💛