El aroma a pimientos asados anuncia la llegada del otoño - Tolosako Azoka

El aroma a pimientos asados anuncia la llegada del otoño

#Azoka lagunak #Recetas
Del 14 de septiembre al 9 de noviembre se asarán y venderán pimientos en la plaza Euskal Herria en la feria habitual de los sábados. El verano llega a su fin y la feria se comienza a despedir de los productos de esta calurosa pero lluviosa temporada.

Con el objeto de ampliar la rica y variada oferta la feria de los sábados a partir de el sábado anterior y hasta el 9 de noviembre, las y los tolosarras, así como las personas que nos visiten, podrán comprar pimientos asados en la plaza Euskal Herria.

Por cuarto año consecutivo, será Jose Luis Amatriain el que se encargue de asar in situ los pimientos y venderlos en la plaza Euskal Herria en horario habitual de la feria de los sábados, usando el antiguo tamboril para recuperar tradiciones y llamar la atención de los consumidores.

El pimiento por excelencia durante esta temporada suele ser el piquillo, aunque no es el único que asa Amatriain. Depende del pimiento le da más o menos fuerza al tamboril, y suele girarlo manualmente según el tiempo que necesite. ¡Un trabajo que requiere de atención especial! Puede llegar a asar hasta 5kg de pimientos en un par de minutos, y en total, puede llegar a vender 600kgs. en una jornada en el Mercado de Tolosa. ¡Recomendamos acercarse a primera hora!

Podemos utilizarlos como acompañante de muchos platos (qué decir de ponerlos como acompañante de una buena chuleta 🤤), aunque son tan bueno, que podemos coger un trozo de pan y un tenedor y lanzarnos a comerlos directamente, sin nada más alrededor.

También es interesante la opción de comprarlos frescos y asarlos en casa. Sólo necesitaremos tres ingredientes: pimientos, aceite de oliva virgen extra y sal. En una bandeja de horno untada con aceite, pintaremos los pimientos con un poco del mismo aceite y sal, y los asaremos durante más o menos 20 minutos con el horno fuerte (y si es posible con ventilación), para que queden tiernos. Un truco: para pelarlos más fácilmente, una vez asados déjalos unos 20 minutos envueltos en un paño para que suden. Los pelarás sin esfuerzo y le podrás quitar las pepitas metiendo los dedos dentro. Los puedes embotar para conservarlos, con un aceite de oliva suave (deja que primero se enfríen y después los tapas). 

Y tú, ¿eres fan de los pimientos asados?